Paga el alquiler con una follada interracial

0 vistas
|

Este tío blanco estaba muy cómodo sobre el sofá de su cuarto dándose una buena paja mientras veía porno en su teléfono móvil, tal como lo haces tu… Cuando de pronto la negra, dueña de la casa donde se esta quedando abre la puerta muy lentamente sin tocar y al verlo se excita un poco y se queda por unos segundo viendo como este hombre se acaricia la polla para luego tocar y pasar a hablar con él.

Resulta que ya tiene meses atrasado con el pago de la renta, al parecer se ha quedado sin trabajo y siempre consigue una excusa pero hoy la dueña lo ha confrontado y si no arregla como pagarle deberá irse de la casa al final de la tarde, al sujeto se le ocurren par de propuestas pero ninguna es lo que esta negra quiere, luego de ver esa polla no le interesa el dinero, lo que quiere es comerse esa enorme polla con su coño y disfrutar de una buena sesion de sexo interracial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *