Esta negra necesitaba un masaje con una polla blanca

0 vistas
|

Esta negra culona tenia semanas muy estresada por le trabajo y una de sus mejores amigas le recomendó un SPA en el que dan unos masajes increíbles con final feliz. Al inicio se rehusaba a la idea pero con el paso de las semanas se iba sintiendo mucho peor y decidió ir por uno de esos masajes y probar que tal se sentía luego.
Fue atendida por un chico blanco de mucha experiencia, quien comenzó por untar todo el cuerpo de esta hermosa culona en aceite para que sus manos pudieran deslizarse más fácilmente, cuando ella comenzaba a disfrutar del masaje este chico la voltea y le empieza a pasar su enorme polla entre las nalgas. Fue allí cuando la negra se sintió tan excitada que no tuvo otra opción más que dejarse llevar por sus mas carnales deseos y se dejo follar a cuatro patas por esa enorme verga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *